lunes, 3 de octubre de 2016

La pelota nunca deja de rodar

Una vez por semana facebook me recuerda que hace rato que no publico en La Pelota al Piso.

No es que me olvidé, no es que la dejé, simplemente las obligaciones cotidianas hacen que uno no pueda estar todo el tiempo atrás de ésto, además de que nuevos espacios y nuevos proyectos aparecen. En algún momento retomaré la escritura diaria aquí, sobre todo porque soy yo quien toma las decisiones de qué escribo y que no, sin que nadie tenga que marcar la línea editorial.

Hoy día, con todo este revuelo que hay, con el cambio del mapa cultural, social, económico y político por el que estamos siendo atravesados, recomiendo la lectura de El Tambor de Montserrat proyecto del cual me enorgullece formar parte y donde también me verán escribir algunas líneas.

La pelota nunca la vamos a dejar. Porque hay que cuidarla, hay que quererla, y sobre todas las cosas, hay que hacer que les llegue a aquellos que siempre la ven pasar de lejos.

Foto: Yamila Williams

martes, 8 de marzo de 2016

Que salgamos por todos

Hoy se conmemora un nuevo Dia de la Mujer. Nuevo año y las consignas son las mismas. 

¿Son las mismas? Sí, siguen siendo las mismas. El grito es más fuerte, pero aun la sociedad se moviliza poco. Parece raro en tiempos que gobierna un proyecto político que poco tiene que ver con la inclusión, con la ampliación de derechos, con la diversidad y las cuestiones de género haya sido poca la gente que se movilizó hoy a la Plaza de Mayo.

Esta vuelta la convocatoria fue allí. Si, allí frente al monumento a Roca. Donde alguna vez se pensó el monumento a la mujer originaria. Y la convocatoria fue pobre. 


Si lo comparamos con el año pasado, con el #niunamenos con el dibujito tierno y marketinero de Liniers -conste que Liniers no tiene nada que ver en esto- parecieran dos sociedades distintas. El año pasado con un estado ausente: los tres poderes. En cambio, hoy en día esta todo bien. Por eso son los mismos locos los que reclaman.

Quizás, haya que reflexionar como sociedad. Quizás haya que solidarizase un poco más. Quizás haya que ver más allá de nuestro ombligo y de nuestros seres queridos. Que no salgamos a la calle reclamando por los despidos solo cuando se queda sin trabajo un amigo, un vecino, un familiar. Que no salgamos a la calle a reclamar la quita de subsidios a los servicios públicos, solo cuando nosotros porteños empezamos a garpar más. Que no salgamos a la calle a reclamar por que no podemos comprar dólares, mientras todavía hay gente que no morfa, mientras el gobierno se decide a derogar las leyes cerrojo y pago soberano que comprometen no solo a nosotros sino a la generación de nuestros hijos.

Que salgamos por todos. Ni una menos hoy y siempre. En Buenos Aires y en la India también.Basta de marketing vacío, queremos contenido!

domingo, 6 de marzo de 2016

La escalada de violencia


La militancia política partidaria, el compromiso con los demás, con la sociedad es materia de mucha gente, muchas de ellas jóvenes. Jóvenes que en otras épocas se encontraban siguiendo a bandas de rock por todos lados cantando contra el sistema. En los últimos años, desde la política se los convocó a participar, y muchos de ellos militan activamente -la mayoría dentro del espectro de kirchnerismo-

Con Cristina en el gobierno, gran parte de los sectores reacios a su movimiento político solamente se manifestaban verbalmente. La estigmatización motorizada desde los medios de comunicación -fundamentalmente- caló tan hondo en una porción mayoritaria de la sociedad que oye y repite conceptos malintencionados sobre militantes olvidando que éstos son tan laburantes, padres de familia, usuarios y consumidores como ellos.

Pero ayer pasaron dos cosas que son más que preocupantes. Por la noche, en Villa Crespo se inauguraba un local de Nuevo Encuentro. Durante el desarrollo de la actividad, dos militantes -una de La Cámpora- fueron baleadas desde uno de los edificios que se encuentran frente al local por la calle Padilla. Una de ellas recibió un disparo en el brazo mientras que la otra que se encontraba a 40 metros con su hijo en brazos, le rozó el hombro. Se las trasladó al hospital Durand, y se encuentran fuera de peligro. En simultáneo, la unidad básica Néstor Kirchner de La Cámpora en la ciudad de Mar del Plata su recibió cuatro impactos de bala calibre 32 en su fachada.

¿Y ahora? ¿Cómo seguimos? Lo que pasó fue muy grave. Impactos de bala. Balas de plomo. De milagro, repudiamos balazos y no asesinatos.

Los medios de comunicación hegemónicos poca relevancia le dan a la información relevante. Pareciera que el cerco mediático que protege al Presidente de la Nación es infranqueable. La media de la gente no se entera de la mayoría de las cosas. Pero las cosas pasan, aunque la mayoría no se entere. Afortundamente vivimos en una sociedad politizada y con un nivel de conciencia mayor a la que teníamos hace 15 años. No hay cerco que no se pueda saltar. Tarde o temprano, la información llega, o quizás el impacto fuerte llegue al bolsillo, o a alguna persona cercana que queremos mucho. Y ahí, difícil será ser neutral.

domingo, 14 de febrero de 2016

Má, vi a los Stones!


Lejos de realizar un análisis sociológico de la cuestión, y dejando los conflictos sociales que azotan a nuestra patria, nos hicimos una escapada a La Plata algunos días atrás.

Y no solo fue el show en sí. Fue el ritual, fue caminar por la Avendia 32 y que las casas abran sus puertas para vender remeras, bebidas, comidas. Fue una ciudad recibiendo miles y miles de personas para ver a una parte viva de la historia de la música. Y eso son los Stones. Historia pasada, presente y futuro. Porque hay tantos músicos que son músicos por estos tipos. Estos tipos que llevan más de 50 años juntos, que continúan con vigencia y serán ejemplo para muchos. Después podremos analizarlos como personas o como quieran, pero arriba del escenario, siguen siendo monstruos. Larga vida!



martes, 9 de febrero de 2016

Ola de despidos: el rol de la sociedad y el sindicalismo


"El trabajo llegó así a ser, sobre todo en Francia, el crisol del Estado de bienestar y el soporte de una solidaridad ampliada. La empresa y el trabajador, con frecuencia un hombre jefe de familia, eran los portadores de los derechos de la solidaridad. No todas las historias de los Estado de bienestar son similares, y el modelo francés, como el de Alemania, esta al parecer más fundado en las profesiones que el de las sociedades más liberales o socialdemócratas. Por esta razón Gosta Esping-Andersen (1999) califica de 'corporativista' ese Estado de bienestar.

La ampliación de la solidaridad -que excede gradualmente al régimen de seguros específicos de sectores y profesiones- se basa en una representación de la sociedad que podríamos calificar de 'funcional'. En efecto, cuanto más se amplía la solidaridad, mas alejados y diferentes en sí son sus aportantes y beneficiarios. Cuando no sólo me protege la mutual de los mineros, sino un sistema mayor, el aporte es una obligación que me compromete con trabajadores a quienes no conozco y que aportan igualmente por mí. Se crea pues un sistema en el que cada cual tiene una deuda y una acreencia con todos los demás. Eso es lo que Durkheim llama 'socialismo'"

Esto describe Francois Dubet en Solidaridad ¿por qué preferimios la desigualdad? (Siglo XXI, 2015) por lo cual arribo a dos simples interrogantes que no tengo ninguna intención de desarrollar más que las pocas líneas que esbozaré a continuación, dejando al lector concluir en lo que más pertinente le resulte.

En primer lugar el concepto de solidaridad. Hoy cuando nos encontramos ante la situación de miles de despidos tanto en el sector público como en el privado, no encontramos una fuerte reacción de la sociedad. Pareciera como si el hecho de no ser alcanzados por esa circunstancia de quedarnos sin empleo nos deja exento de involucrarnos o el miedo que generan las acciones de gobierno en tanto a la persecución ideológica provoca que ante el pánico de nosotros mismos quedarnos sin trabajo nos lleve a no participar activamente en alguna que otra movilización en reclamo a la reincorporación de los trabajadores despedidos o en última instancia reclamar por su justa indemnización. No. Nos mantenemos al margen.

Lo que habría que analizar es si la falta de reacción se debe a ese temor por lo propio o simplemente el desinterés producto de la falta de solidaridad con los demás. Como si parte del conjunto de la sociedad prefiriese la desigualdad: el hecho de que haya personas en peores condiciones que la mía me convierte en un ser afortunado y en mejor condición. El poder tener acceso a bienes y servicios que otros no tienen me colocan en una posición dentro de la escala social en la cual soy más rico que otros y estoy más cerca de conversar con aquellos que más tienen. Probablemente pueda ser una causa. Acá no perdemos el optimismo y nos animamos todavía a creer que es miedo o ignorancia, pese a lo difícil tras que el acceso a la información es muy simple incluso si solo consumimos medios -hoy- oficialistas podamos arribar a otro tipo de conclusiones. Máxime tratándose que las redes sociales están prendidas fuego y la grieta se ensancha aun más cada día que pasa.


El segundo punto clave, es el rol del sindicalismo. ¿Dónde está el sindicalismo argentino? Apenas hace unos días ATE anunció que iba a convocar a un paro nacional de los estatales. UPCN salió a contestar rumores sobre la confección de listas negras en diferentes organismos pero sin acciones concretas. Recién hace unos días Pablo Moyano de Camioneros salió a la calle por los "posibles 4000" despidos que podía tener su sector. Volviendo al texto de Dubet, retomemos eso que menciona de la "protección de un sistema mayor". Los pronunciamientos de los gremios hasta el día de hoy son muy tibios. Apenas si se insinúa discutir paritarias y no se está en la calle por los miles de despidos. Bajo ningún punto de vista, desde La Pelota al Piso vamos a decirle a los gremios como deben proceder, si nos llama la atención que en otras épocas por el impuesto a las ganancias y otras reivindicaciones se han convocado paros y movilizaciones y hoy ante la ola de despidos, la falta de unidad de los trabajadores le permite al macrismo avanzar con todo lo que tiene en frente. Antes reclamábamos mejoras en las condiciones laborales, hoy que se discute empleos. Lo que resulta extraño es que reina una calma digna de que nos llame la atención a todos.

lunes, 8 de febrero de 2016

¿Cómo llegamos a la pobreza cero?

Empezó febrero y los días corren. El objetivo central de acuerdo a las promesas de campaña del frente Cambiemos: pobreza cero.


El Presidente de la Nación, el ingeniero Maurici Macri desarrolla una batería de medidas a puro decretazo aprovechando el receso parlamentario.


  • Oferta de casi 1200 millones de dólares a los fondos buitres -cosa que llamará la atención del 93% restante de los acreedores que probablemente reclamen su parte sin quita al igual que los de ahora, aspecto que puede llevar a un colapso financiero y social a nuestro país-. 

  • Aumento de tarifas en los servicios públicos. Tarifazo de luz y se viene el tarifazo en el gas, más la quita de subsidios al transporte público.

  • Transferencia de recursos de los sectores más poderosos hacia los trabajadores. Liberación del pago de retenciones al agro. Aumento feroz en los productos de consumo masivo, especialmente en los alimentos.

  • Estos aumentos son producto de la devaluación del 40% de la moneda nacional. Dólar a 14 -casi 15 mangos- con pretenciones de que llegue a 20.

  • Represión y criminalización de la protesta social. Milagro Sala, referente de la organización Tupac Amaru, parlamentaria electa del Parlasur, referente de la oposición detenida ilegalmente sin proceso de juicio previo. 

  • Creación del Ministerio de Modernización: encargado de despedir cientos de miles de trabajadores estatales, principalmente perseguidos por su ideología política o por haber sido contratados durante la gestión anterior. El ministro del interior, Rogelio Frigerio, habla de "contratos basura" en el estado. El léxico se amplía. Fueron "grasa militante" en palabras del Ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay. También se quiso insalar el concepto de "ñoquis", generalizando a toda la órbita estatal para justificar los despidos.

  • Imposición de dos jueces a la corte suprema de justicia de la nación vía DNU. Debió recular y enviará los pliegos al parlamento, pero lo intentó.


Y la lista sigue... la pregunta es, con toda esta cantidad de cosas que a penas sucedieron en 60 días de gestión, cómo estaremos en dentro de un par de meses. El próximo mes será marzo. Marzo siempre es un mes picante. Ahora se viene la discusión de paritarias, que entre tarifazos y despidos, habrá que ver como se para el sector sindical. ¿Estarán en defensa de los trabajadores o simplemente se alinearan a los intereses del gobierno para dar la espalda al movimiento obrero? Hay mucho silencio por esos sectores. No obstante, y sin corrernos del objetivo central con el que abrimos este artículo, evidentemente este no es el camino para llegar a la pobreza cero. Salvo que nos estemos equivocando y no entendamos el proceder del oficialismo, o bien nos hayan tomado de tontos. Lo que sí sabemos, es que lo que están haciendo, avisaron durante la campaña electoral

domingo, 7 de febrero de 2016

Ante los despidos en el estado

Ante la delicada situación tras los miles de despidos en el estado, compartimos el testimonio del jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria y las herramientas que existen ante estas situaciones.